domingo, 8 de abril de 2007

MOTIVACIÓN


Según diversos autores la motivación es en síntesis lo que hace un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es además una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada con qué vigor se actúa y en qué dirección se encauza la energía. Otros se refieren a factores que ocasionan, canalizan y sustentan la conducta humana en un sentido particular y comprometido.

Este término está relacionado con el de voluntad y el del interés. Las distintas escuelas de psicología tienen diversas teorías sobre cómo se origina la motivación y su efecto en la conducta observable. En pocas palabras, es la voluntad para hacer un esfuerzo por alcanzar metas de la organización a la que el individuo pertenezca, condicionada por la capacidad del esfuerzo para satisfacer alguna necesidad personal.

Se puede decir que la motivación es la causa del comportamiento de un organismo, o la causa por la cual realiza una acción determinada. En los seres humanos la motivación engloba tanto los impulsos conscientes como los inconscientes. Las teorías de la motivación en psicología expresan, que el ser humano necesita satisfacer unas necesidades elementales, como respirar, comer o beber, y un nivel secundario refiriéndose a necesidades sociales como los logros y el cariño. Maslow, psicólogo estadounidense, diseñó una jerarquía motivacional de seis niveles, que según él explicaban las acciones del comportamiento humano.

En la historia, las primeras ideas de motivación surgen en relación al trabajo, mediante incentivos salariales, o sea, mientras más producían los trabajadores más ganaban, esto según la escuela de la Administración Científica. Para esta escuela la motivación tenía sus bases en lo económico. Pero todos sabemos que la motivación es mucho más que eso. Abarca tanto la parte económica, intelectual y espiritual, entre otras. Existen teorías como la de John W.Atkinson conocida como “Teoría de las tres necesidades” que propone que las personas motivadas tienen tres impulsos: necesidad del logro, del poder y de la afiliación. Atkinson explica que las personas, a veces temiendo al fracaso, por otro lado buscan poder y resulta un aliciente que les motiva.
Según los teorizantes las personas deciden cuál va a ser su grado de satisfacción, a base de sus necesidades particulares. Cada persona tiene grados de motivación diferentes y esto varía según pasa el tiempo en su vida. De manera que la motivación es diferente de la satisfacción; es el impulso y el esfuerzo para satisfacer un deseo o una meta (López, 1997).

Hoy día la motivación es considerada una estrategia de venta y la podemos aplicar en cualquier ámbito. He hablado en general y toqué algo de la parte laboral, pero como educadora, me interesa más la motivación en el ámbito educativo. Específicamente el área de la enseñanza y aprendizaje, que envuelve tanto al maestro como al estudiante. La teoría del aprendizaje significativo de David Ausubel, enfocada en el constructivismo, es lo que debería imperar, si las instituciones educativas desean completar sus metas. Los estudiantes hoy en día son los protagonistas en el proceso educativo, dentro de un mundo de constantes cambios y retos. La diversidad educativa deberá estar dirigida a sus experiencias particulares y forma en que adquiere su conocimiento; ambas presentan un reto al educador. De manera que el educador, que así se considere, deberá buscar enfocar este nuevo reto personal y laboral, hacia unos logros.

El maestro necesita motivación, es la realidad. Hablamos constantemente de motivar a los estudiantes, pero si la administración en el sistema educativo no establece nuevas estrategias para motivar a los motores de este sistema (los maestros) esto se irá a pique. Es gracioso ver cuando los maestros están a punto de tirar la toalla, estos chiquillos con su energía y ocurrencias inyectan vitaminas de motivación a sus maestros y luego los primeros continúan educando para aprender.

Entonces, ¿cuál es la importancia de la motivación en el aprendizaje del estudiante? Ya se ha mencionado que la motivación es un aspecto decisivo en cualquier actividad que realiza el individuo; por lo cual es necesario tenerlo en cuenta en el proceso de aprendizaje. Tener un estudiante motivado, permite una relación armoniosa entre maestro-estudiante, impera el respeto mutuo y la necesidad de compartir ambos el proceso de la enseñanza. Esto es así porque el maestro como facilitador, no lo sabe todo y reconoce que los estudiantes son seres pensantes que igual educan y poseen la capacidad de compartir lo aprendido. ¿Por qué es necesario establecer esta relación?, ¿contribuye al proceso de enseñanza y aprendizaje? estimo que sí. Este ambiente de cordialidad y respeto mutuo, contribuye tanto a la formación integral del alumno, como al docente. Ya que hablé de la motivación como estrategia de ventas anteriormente, esta relación será algo así como una entre un proveedor confiable y su cliente.

El maestro entonces motivará al estudiante, en la medida que conozca y domine el tema en cuestión, eduque con el ejemplo, respete al estudiante, enseñe destrezas para resolver problemas o situaciones de la vida diaria, fomente la participación, evalúe trabajos del estudiante de manera justa, sea entusiasta al realizar su trabajo y utilice diversidad de técnicas al impartir la enseñanza. Así el estudiante, estará motivado y gustará todos los días de entrar al salón de clases, respetará a sus maestros, fomentará la participación de otros compañeros y generará cambios significativos en su persona. El lema será, estudiantes motivados, serán seres humanos satisfechos y dignos.

11 comentarios:

Andrés Rodríguez dijo...

Saludos Yolanda:
La motivación es algo que debemos tener todos los seres humanos si queremos alcanzar el éxito. Se necesita en todos los renglones de la vida. En los deportes si nos estás motivado, no logras ganar la competencia. En el trabajo la motivación es esencial para que puedas realizar una buena labor. Si estudias en la universidad la necesitas para poder alcanzar tus metas. Muchas veces la motivación nos la inspiran otras personas nos brindan consejos y nos animan para que podamos seguir hacia delante. Como maestro, también concuerdo contigo en cuanto al aprendizaje de los estudiantes, tenemos que motivar a nuestros estudiantes para que éstos se interesen más en el proceso de aprendizaje. Un estudiante motivado sentirá más deseos de aprender y se esforzará más por su superación. Ahora bien, existen dos tipos de motivación: la motivación intrínseca y la motivación extrínseca. La motivación intrínseca se evidencia cuando un individuo realiza una actividad por el simple placer de realizarla, sin que medie de manera obvia ningún incentivo externo. Un hobby es un ejemplo típico. Por otro lado, la motivación extrínseca es aquella que recibimos de agentes externos; los padres, los maestros, los jefes, entre otros. Se pensaba que los dos tipos de motivación (intrínseca y extrínseca) eran aditivos, y podrían ser combinados para producir un nivel máximo de motivación. Algunos autores distinguen entre dos tipos de motivación intrínseca: uno basado en el disfrute, el otro en la obligación. En este contexto, la obligación se refiere a la motivación basada en lo que un individuo piensa que debería ser hecho. Por ejemplo, un sentimiento de responsabilidad por una misión puede conducir a ayudar a otros más allá de lo que es fácilmente observable, recompensado, o divertido. Cuando hablamos de la motivación como una de las herramientas de la productividad debemos de tomar en consideración una serie de elementos que inciden en lo que es el concepto en sí. La motivación es un derivado de la ambición y autoestima, el catalítico necesario para que esta fórmula funcione es incentivo. Todos nosotros trabajamos para obtener un beneficio, por lo regular tangible, de no ser así, existiría un desequilibrio en la "Ley del Intercambio". Así que mantengamos siempre la motivación en alto y el triunfo será nuestro.

Félix Morales dijo...

Señala Stoner que los gerentes e investigadores de la administración se enfrentaron al concepto de la motivación. Ahora bien, uno tiene asimilada una idea general de lo que éste concepto abarca, pero es bueno hacer hincapié en lo que piensan diversos autores con respecto a él. La motivación es, en síntesis, lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué dirección se encauza la energía. Los factores que ocasionan, canalizan y sustentan la conducta humana en un sentido particular y comprometido. La motivación es un término genérico que se aplica a un amplia serie de impulsos, deseos, necesidades, anhelos, y fuerzas similares. Se concentra en lo que requieren las personas para llevar vidas gratificantes, en particular con relación a su trabajo. El siguiente esquema ilustra la teoría motivación al de las necesidades: Existen diversas teorías de las necesidades, las cuales se citarán en el orden que creímos conveniente para realizar comparaciones y adjuntar opiniones sobre las mismas. La jerarquía de las Necesidades de Maslow: Esta es la teoría de motivación por la cual las personas están motivadas para satisfacer distintos tipos de necesidades clasificadas con cierto orden jerárquico. El factor central para la motivación en el trabajo es la evaluación individual en cuanto a la equidad y la justicia de la recompensa recibida. El término equidad se define como la porción que guarda los insumos laborales del individuo y las recompensas laborales. Según esta teoría las personas están motivadas cuando experimentan satisfacción con lo que reciben de acuerdo con el esfuerzo realizado. Las personas juzgan la equidad de sus recompensas comparándolas con las recompensas que otros reciben. Es la llevada a cabo por el psicólogo B. F. Skinner. En esta se explica que los actos pasados de un individuo producen variaciones en los actos futuros mediante un proceso cíclico que puede expresarse así: A modo de síntesis puede citarse lo siguiente con respecto a esta teoría:
Enfoque ante la motivación que se basa en la ley del efecto, es decir, la idea de que la conducta que tiene consecuencias positivas suele ser repetida, mientras que la conducta que tiene consecuencias negativas tiende a no ser repetida.


Por Félix Morales

guirmar dijo...

Motivación

A nuestro parecer la motivación humana es mucho más compleja puesto que abarca tanto la parte económica como la intelectual, espiritual, etc. Es lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué dirección vamos. Cada ser humano debe tener una motivación para su vida.

Esta definición aún pareciendo sencilla, trata un fenómeno bastante complejo y colindante con una serie de conceptos como intereses, actitud, aspiración, y el rendimiento. Con los que está íntimamente ligado y se les llega a confundir. De hecho, esos conceptos son utilizados como medida indirecta y veces directa, de la motivación.

Con nuestros estudiantes es importante ya que la motivación no es una variable observable directamente, sino que tenemos que inferirla de manifestaciones externas de la conducta de nuestros alumnos y aquí es donde puede haber problemas. Un alumno quieto y callado al final de la clase significa o puede ser interpretado de formas muy distintas según el profesor: para uno significa que está atendiendo muy concentrado, mientras que otro profesor interpreta que está distraído y pensando en otra cosa.

Además debemos tener en cuenta que la motivación es uno más, nunca el único, entre los múltiples determinantes de la conducta de nuestros alumnos, al igual que se debe tener en cuenta que no hay una sola teoría que explique globalmente toda la conducta académica.
Guirmar

Wilma Jimenez dijo...

Motivación

Los diversos autores de la motivación nos enseñan diferentes estrategias que debemos de usar en el ámbito del trabajo, con nuestros familiares etc. La motivación es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicología que decide, en una situación ofrecida en un momento dado. Tenemos que tener mucho interés, valores, y un alto grado de responsabilidad.

Cuando trabajamos bien y nos elogian por nuestro grado de responsabilidad nos sentimos bien, pero además de eso la renumeración económica debe de ser buena. Porque hoy dia el dinero es muy importante para todo en la vida. Los certificados, los regalos, todo eso es muy bueno pero es un complemento de lo demás.

Nuestros estudiantes son bien importantes pero, nosotros como educadores tenemos que siempre estar motivándolos para seguir hacia adelante cada dia. Hay que recargar fuerzas para continuar, nuevas experiencias vividas etc. La tecnología es un buen cambio para sacar a los estudiantes de la antigüedad de sus clases y estar al dia en el mundo que les compete vivir.

Cada estudiante necesita y quiere escuchar una dosis de motivación, eso es muy importante hoy dia con nuestros jóvenes. En el salón de clases hay que estar motivándolos para que ellos desarrollen buenas destrezas en el salón y su conducta sea la mejor del dia.

Los profesionales del mundo del trabajo en especial los maestros debemos de tomar cursos innovadores, para recargar fuerzas, energías positivas, nuevas técnicas de assesment, etc. Como dice nuestra gran amiga Nildin Comas hay que dar el salto para continuar hacia adelante, nuevas metas etc.

Los padres hay que motivarlos a seguir hacia adelante porque su gran mayoría trabajan mucho con sus hijos durante el año. Hay que darle su buena recompensa de estimulo positivo, en fin todos necesitamos motivarnos para seguir cosechando nuevos frutos.

A veces cuando sale una noticia de algún maestro, estudiante, con una conducta inapropiada siempre juzgan por igual y eso no es así. Hay situaciones diferentes todos somos diferentes esta el que trabaja y se preocupa como el que no le importa nada. No debemos de juzgar a todos por igual.

Tenemos que ser espejos para nuestros hijos y niños del mañana.

¡Buenas Noches!

Wilma Jiménez

Doris Vilma Rodríguez dijo...

Yolanda, la motivación va a depender de la calidad del estímulo que reciba el individuo. Cuan creativa es la persona que provoca el estímulo y cuanta disposición tiene el que lo recibe. Por lo que cada persona tiene distintos grados de motivación. La capacidad es un factor importante cuando se habla de motivación, la madurez que va adquiriendo el individuo influye en el grado de motivación que posee hacia actividades determinadas.

Como educadora me interesa al igual que tú, discutir sobre el grado de motivación que es posible provocar en los alumnos. Para mí el grado de motivación por parte de los alumnos va a depender de una serie de factores, entre los que podemos mencionar los siguientes:
1. disposición hacia el estudio.
2. el agrado que sienta el alumno hacia la materia en estudio.
3. actividades innovadoras que utilice el maestro.
4. dominio que posee el maestro del material.
5. de forma implícita, la motivación que tenga el maestro para enseñar.
Podríamos mencionar más factores, pero a mi juicio estos son los de mayor importancia, por lo que me limitaré a explicar cada uno y su importancia en el desarrollo de la motivación del educando.

En primer lugar es un factor determinante la visión o percepción que tiene el alumno sobre la educación y cuan pertinente es para él. Un estudiante que comprenda que la educación es su puerta al éxito en el futuro, mostrará mayor disposición y por ende motivación. En segundo lugar es necesario saber cuanta facilidad o dificultad tiene el niño con respecto a la materia, de ello depende el tercer factor. En tercer lugar el educador debe escoger actividades que propendan al aprendizaje del alumno de una forma creativa y entretenida para lograr su atención y facilitarle el aprendizaje. Si se identifica las fortalezas y debilidades del educando respecto a cada materia, es posible diseñar actividades en las que utilice sus fortalezas para ayudar a disipar las debilidades. No podemos olvidar que dependiendo la motivación que provoquemos en el alumno hacia cierta tarea es el grado de asertividad que alcanzará con respecto al aprendizaje.

El cuarto y quinto factor van unidos. El maestro debe poseer dominio total de la materia que enseña, esto provoca confianza en el alumno. Hablas que si el sistema educativo no motiva al maestro la educación se va en deterioro. Tienes razón si te refieres al maestro que no esta en el sistema por vocación, pero si te refieres al que si la tienes entonces difiero de ti. El maestro que está por vocación, no importa las vicisitudes que se le presenten siempre estará dispuesto a buscar actividades innovadoras para lograr la motivación de los alumnos y por lo tanto su aprendizaje. Finalmente, la motivación del educando es un factor determinante en el grado de estímulo que recibe el alumno para aprender y completar la tarea. Mediante este medio le hago un llamado a todo educador que lea éste escrito, para que lo analice y mantenga su motivación siempre, de ello depende el éxito escolar de los alumnos.

Maggie dijo...

La motivación debe ser parte intrínseca de nuestro diario vivir. Como educadores nos debemos motivar a nosotros y a nuestros estudiantes. Según la motivación que nos demos y demos serán las respuestas de conducta. Podemos desarrollar compromiso o desinterés. Las actitudes que le reflejemos a nuestros estudiantes así será la motivación que estos tengan.

La motivación se dirige hacia el logro de metas que tienen ciertos incentivos. Finalmente, la persistencia al realizar una cierta actividad está basada en la esperanza de tener éxito o del logro de un deseo. La esperanza es la probabilidad que existe de lograr una cierta meta. La motivación varía de acuerdo con las posibilidades de alcanzarla. Interés, necesidad, meta, incentivo, persistencia y esperanza son sólo algunos términos que tienen que ver con el concepto de motivación.


La motivación de los alumnos tiende a aumentar en la medida en que los alumnos valoran más los contenidos de aprendizaje (teoría esperanza-valor de Rotter, 1954, y Atkinson, 1957). La motivación de los alumnos tiende a aumentar en la medida en que los alumnos reduzcan sus emociones de aburrimiento y ansiedad (Csikszentmihalyi, 1990). Cuando la habilidad de un alumno es mayor que la dificultad de una tarea, el alumno encuentra que ésta es aburrida. Cuando la habilidad del alumno es menor que la dificultad de la tarea, el alumno se siente ansioso o angustiado. La motivación intrínseca de los alumnos tiende a aumentar en la medida en que los alumnos reciben retroalimentación positiva y se promueve su poder de autodeterminación (Deci y Ryan, 1985).

¿Cómo puedo mejorar la motivación de mis alumnos? Pregunta que tenemos a diario. La motivación sale del interior de cada estudiante nosotros como educadores solo podemos crear el clima para que se motiven a sí mismos. Ante el ambiente que se le ofrece cada uno decidirá si le interesa: si satisface sus necesidades.

No se puede obligar a aprender a nadie. Así lo sostiene Ginger Black en “el éxito escolar” (1990). Sería como forzarlo a comer. Una verdadera violación de su mente. Es el niño, adolescente o adulto quien tiene derecho a decidir lo que va a aprender, y cómo va a hacerlo. Esto equivale tanto a su elección propia, como a su responsabilidad por ello.

Por eso motivar es un arte. Podríamos decir que la motivación cubre el espacio que existe entre la capacidad y el aprendizaje. Esto es, si nuestra capacidad es motivada o estimulada para conseguir un determinado objetivo, se produce el aprendizaje. Sin embargo, si a pesar de poseer capacidad, no recibimos ninguna motivación, bien de nosotros mismos bien de otras personas, lo más probable es que no se consiga nada.

Una de las formas básicas más efectivas para motivar es la expectativa positiva. En los Estados Unidos, un estudio realizado sobre los profesores de escuelas secundarias reveló que, cuando demostraban esperar mucho de sus alumnos, ellos elevaban, por este solo hecho, en 25 % sus pruebas.

Otra de las formas más sólidas de motivar a los estudiantes es por medio del desarrollo personal. Señalando, o apuntando, al desarrollo personal. En psicología, por ejemplo, la llamada “ley de efecto” dice que los estudiantes adquirirán y recordarán las respuestas que conduzcan a la satisfacción después de los efectos o resultados. Una respuesta alabada será retenida por más tiempo que una no apreciada o considerada errónea” de acuerdo al grado de pertinencia que logremos en ellos.

Naty dijo...

Yolanda

La motivacion es algo que nosotros debemos de tener. Debemos estar motivados en todas las cosas que realicemos. La motivación puede nacer de una necesidad que se genera de forma espontánea o bien puede ser inducida de forma externa. La primera, surge sin motivo aparente, es la más intensa y duradera. Por ejemplo, la primera vez que observamos una actividad deportiva y quedamos tan impresionados que sentimos la necesidad de integrarla en nuestras vidas. A partir de ese instante, todo gira alrededor de dicha actividad y poniéndola en práctica sentimos un placer que nos empuja a realizarla, hasta que momentáneamente, queda satisfecha la necesidad de llevarla a cabo. Si, además, obtenemos un resultado apetecible (éxito, reconocimiento, dinero, etc.), ello reforzará, aún más, nuestra conducta de repetir dicha práctica. Pensemos que no todo el que lleva a cabo una actividad lo hace con el ánimo de destacar, ganar o ser el mejor.

Existe otro tipo de motivación interna que no surge de forma espontánea, sino, más bien, es inducida por nosotros mismos. Es aquella que nos autoimponemos por algún motivo y que exige ser mantenida mediante el logro de resultados. Se trata de una motivación vacía que difícilmente se sostiene a menos que se consigan resultados apetecibles.
Muchos estudiantes renuncian a cursar una carrera que les gusta porque piensan que una vez convertidos en profesionales no ganarán el dinero que desean y se plantean cursar otra carrera porque confían en alcanzar un elevado nivel de vida. Su motivación responde a una necesidad ajena a los estudios y que se basa en un supuesto imprevisible, por depender del siempre cambiante mercado laboral.

Es por esto nosotros los maestros debemos de motivar a nuestros estudiantes a estar bien en la escuela para que tengan exito en la vida.

gloria_sentimientos dijo...

Saludos Yolanda
Motivación es tener interés por algo en particular. Pero para tener ese interés es necesario que tenga pertinencia. Cuando lo que hacemos es algo que nos imponen no estamos motivados para hacerlo a menos que al imponerlo, se haga en una forma que nos produzca los deseos para hacerlo y veamos su pertinencia. La motivación produce ciertos comportamientos en el individuo. Cuando no tenemos la motivación necesaria por las razones que sean somos personas que vamos a tener dificultad en concentrarnos, problemas con las personas que nos rodean. Para poder tener una buena motivación necesitamos satisfacer nuestras necesidades elementales. Cuando falta una de estas ya nos sentimos incompletos y por ende perdemos la motivación en las cosas que tenemos que hacer. Es muy difícil o tal vez imposible concentrarnos en un trabajo y dar el máximo de mi capacidad si tenemos hambre o sed. También necesitamos amor, ternura y atenciones para poder salir adelante, ya que estos también son necesidades de cada ser humano.
Por lo tanto cada persona va a tener motivaciones distintas. Cada cual va a trabajar de diferente modo para alcanzar las mismas. Debemos tomar en cuenta la época ya que las necesidades son las mismas en todo momento pero el método o la forma de alcanzarla van a cambiar. Todos necesitamos motivación para alcanzar nuestras metas. Ya que la misma es un factor decisivo en todo lo que realizamos. Dependiendo de está así serán los logros. Sabemos que es un proceso psicológico y que hay unos elementos que los afectan los psicológicos y los del ambiente. Es una palabra que se deriva del latín, significa causar algo. La motivación s la preparación mental para hacer algo ya determinado.


La motivación puede producir ciertas conductas. Para todo lo que nosotros hacemos en la vida debe existir una motivación para hacer las cosas lo mejor posible. Hay diferentes formas para motivarnos. En los trabajos, el salario, en los estudios, las notas y así sucesivamente.
Hoy día la motivación es una estrategia que se utiliza en todos los niveles. En el salón de clases debemos enfatizar lo pertinente y lo que ellos viven en su comunidad. Pero la motivación es algo recíproco en el salón de clases. Se necesita motivarnos de ambas partes. Cuando existe la motivación hay una mejor calidad de enseñanza y la conducta mejora en cada uno de sus componentes. Prevalece el respeto, el interés y el aprendizaje es mucho mejor.

Nancy Vélez dijo...

"MOTIVACIÓN"
Hola Yoly:

La motivación es el motor de las emociones que impulsa al hombre a accionar dominando su carácter. Una persona motivada es capaz de superar cualquier barrera que encuentre a su paso. Va por encima de cualquier obstáculo. Los imposibles quedan atrás. Cuando hay motivación, hay fuerzas para luchar con más ahínco y entusiasmo. Nunca se piensa en “no puedo”, sino en trataré de superarlo porque sé que podré lograrlo.

Lo que impulsa al hombre a realizar algo, además de sus emociones, es precisamente la motivación. No se permanece cruzado de brazos, se lucha hasta el final con el firme convencimiento de que se logrará todo aquello que nos propusimos realizar. Hay que tener sueños para poder alcanzarlos. En la primera batalla no se puede dar por vencido. Hay que continuar hacia delante contra viento y marea. No sucumbir, ni retroceder hasta ver la luz al final del túnel. De los cobardes no se ha escrito nada, sino de aquellos que buscaron fuerzas de donde no las tenían y fueron capaces de llegar a la meta porque estaban motivados para luchar.

David Ausubel sostiene que el niño aprende mediante representaciones y símbolos. Para que el aprendizaje sea significativo es buena y beneficiosa la integración de la tecnología como herramienta de trabajo. Me gusta la teoría de Ausubel. Si queremos aprendizaje significativo y no se suplen las necesidades inmediatas del estudiantado, tenemos que poner en balanza el tipo de rendimiento alcanzado hasta ahora. Si no satisface nuestras expectativas tenemos que reevaluar los procesos e indagar las posibles fallas y los posibles fracasos.

Estamos complemente de acuerdo, un maestro motivado anima a cualquier estudiante, aún aquellos que tengan impedimentos; pero un maestro desmotivado no impacta a nadie. Mejor sería que renuncie y se quede en su casa, pero que no inyecte su veneno a los estudiantes. Un maestro que no esté motivado, promueve la falta de respeto de parte de los estudiantes porque todo lo va a encontrar mal. El grupo se estanca y el aprendizaje no será efectivo ni significativo.

Como educadores tenemos que evaluarnos para ver si estamos llegando a nuestros estudiantes y si realmente somos una fuente de inspiración motivadora para éstos.

Por: Nancy Vélez

Maria Porto dijo...

"La motivación es, en síntesis, lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué dirección se encauza la energía de la persona.

El factor central para la motivación en el trabajo es la evaluación individual en cuanto a la equidad y la justicia de la recompensa recibida.

Las personas están motivadas cuando experimentan satisfacción con lo que reciben de acuerdo con el esfuerzo realizado. Las personas juzgan la equidad de sus recompensas comparándolas con las recompensas que otros reciben.

Se puede definir a la motivación como el impulso y el esfuerzo para satisfacer un deseo o meta. Lamentablemente la motivación no debe ser externa. El ser humano debe de automotivarse, porque no siempre encontraremos personas que nos motiven y que reconozcan nuestro esfuerzo y dedicación.

Carmenjoan.blogspot.com dijo...

MOTIVACIÓN

¿Qué es la motivación? La palabra motivación proviene del latín para “mover”. Motivación motivo, causa de algo. Ensayo mental preparatorio de una acción. Usase mucho para referirse al intérprete que va a desempeñar un papel. “La motivación es la voluntad de ejercer un nivel persistente y alto de esfuerzo hacia las metas organizacionales, condicionada por la habilidad del esfuerzo de satisfacer una necesidad individual”. (S.P. Robbins)

La conducta motivada es dirigida a: las metas que se tengan. Es positiva, es difícil pensar en cualquier conducta (animal o humana) que no este motivada en este sentido. Un número de rasgos o dimensiones; inclusive internas o externas, innatas o aprendidas, mecanistas o cognoscitivas, conscientes o inconscientes. Cómo se conceptúan los motivos subyacentes y cómo se investigan depende en mucho de las creencias del psicólogo. Un psicólogo psicoanalítico intentará descubrir los motivos y deseos inconscientes. Un psicólogo conductista buscará los programas de reforzamiento. Un psicólogo humanista, como Maslow, relacionará la conducta con la autorrealización. Un psicólogo neurobiólogo buscará procesos que ocurren en el sistema endocrino, y otros sistemas y procesos corporales. Un psicólogo cognoscitivo intentará relacionar la conducta con el pensamiento de la persona. Los motivos dan dirección a la conducta de un organismo.

Características de la conducta motivada: La motivación es un término muy amplio, utilizado en psicología para comprender las condiciones o los estados que activa o dan energía al organismo que llevan a una conducta dirigida hacia determinados objetivos. Los motivos, o impulsos, pueden ser primordialmente innatos en su naturaleza o aprendidos, pero cualquiera que sea su origen cuando son despertados inician una actividad dirigida hacia determinadas finalidades, incentivos, que han sido relacionados con los motivos particulares comprendidos a través del aprendizaje. Algunos motivos también desempeñan alguna función de indicación que influye en la dirección de la actividad. Motivo se refiere algunas veces a algo que no puede ser directamente observado. El estudio de la motivación es: El estudio de todas aquellas cosas que empujan y estimulan en términos biológicos, sociales y psicológicos y que vencen nuestra indolencia y nos mueven, ya sea de manera deseosa o renuente, a la acción. Estas diferencias indican que los motivos pueden diferir en cuanto a varias características o dimensiones. En general la conducta motivada tiene tres características que la diferencia de la conducta que no es motivada: (1) La conducta motivada es ciclónica. (2) Un motivo opera para ser tanto la conducta como la experiencia selectiva en el organismo (3) La conducta motivada es relativamente activa y persistente.

¿Por qué debemos entender las necesidades del ser humano? Todos los seres humanos tenemos necesidades básicas. Según Maslow entre ellas: autorrealización, estimas y estatus, pertenencia y sociales, seguridad y fisiológicas.

Motivación
Las necesidades en el área laboral dentro de nuestro entorno de trabajo son los factores o necesidades que están estrechamente relacionados a la motivación. El trabajo mismo, los logros que alcancemos, la posibilidad de crecimiento, ascenso, condiciones de trabajo, seguridad en el empleo, relaciones interpersonales con nuestros compañeros y los reconocimientos que nos hagan. La motivación es el proceso mediante el cual las personas,, al realizar determinada actividad, deciden desarrollar un esfuerzo encaminado a ciertas metas y objetivos para satisfacer alguna necesidad. La motivación es un impulso a realizar una acción. Los tipos de motivación son las (1) afiliativa: impulso a establecer relaciones. (2) Aptitud: impulso a ser bueno en algo (lo que induce a desarrollar un trabajo de alta calidad). (3) Logro: impulso a vencer retos y obstáculos con el fin de cumplir metas. (4) Poder: impulso a influir en los individuos y modificar situaciones. Los motivadores son los extrínsecos: “premios” externos cuya existencia es ajena al trabajo y los intrínsecos: que son las recompensas internas que experimenta una persona al realizar un trabajo o actividad. ¿Cómo podemos motivarnos? Atienda sus necesidades primarias: comer, dormir, asearnos entre otras. Ocúpese de sus necesidades secundarias: trabajar para obtener su estabilidad emocional, seguridad y autoestima. Fortalezca sus relaciones personales y profesionales. Enfoque sus metas personales y profesionales. Identifique la forma en que sus necesidades cambian con el pasar del tiempo. No dependa únicamente de los motivadores extrínsecos. Establezca metas a corto plazo. Busque siempre nuevos intereses. Varié el orden de las tareas; evite la rutina y la monotonía. Establezca cambios en su medio ambiente.

En mi caso yo me auto-motivo porque es importante sentir que has hecho las cosas bien soy muy perfeccionistas y me encanta que me digan cosas bonitas cuando realizo mis labores, realmente trabajo mucho para obtener eso y si no reconocen mi labor yo misma me siento satisfecha por que se que me esmeré para dar lo mejor de mi y realizar un trabajo eficiente. Me gusta realizar mis tareas escuchando música, ya que ciento que me relaja y a veces pienso que las canciones me pueden dar nuevas ideas para la creación de algunas tareas que esté realizando en ese momento. Es primordial sentirse bien antes de comenzar a ejecutar alguna tarea ya que mientras mejor nos sintamos mejor quedará la labor que estemos ejecutando.

“La motivación de un trabajador en cierto momento es una combinación de muchas fuerzas diferentes”.

Por: Carmen Joan Pizarro Rosario